Una Voz en el Desierto

El no deja NADA  

Inconcluso





Génesis 2: 1-3
De este modo fueron creados los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos.
Después de haber terminado todo lo que se había propuesto hacer, Dios descansó el séptimo día, y bendijo el séptimo día . Y bendijo el séptimo día y lo instituyó como día santo, porque en ese día descansó después de haber creado todo.


Hay una frase que me impacta en este texto Bíblico y es está; Después de haber terminado todo lo que se había propuesto hacer, Dios descansó el séptimo día y bendijo el séptimo día.
Y me gusta mucho, porque nos muestra una de las lindas virtudes que tiene Dios y es que, El todo lo que empieza, lo termina.


Todo lo que promete lo cumple.


Todo lo que se propone hacer, lo hace.

Nunca deja nada a medias o en obra negra, todo lo perfecciona, lo embellece y lo lleva a su fín.


Y como nosotros los humanos fuimos creados a imagen y semejanza de Él, nos parecemos a Él, debemos tener sus virtudes y muchas veces hablamos de su virtud de amar, de perdonar, consolar etc, pero poco hablamos de esa, también linda virtud, que tiene y es la perseverancia, la constancia, fidelidad y determinación. Lo que se propone hacer lo hace!


Cuántas cosas te propusiste al finalizar el 2015 y dijiste el próximo año, si voy a hacer esto, abandonaré este pecado, me meteré en serio con Dios, lo buscare más etc...


Cuántas cosas te has propuesto para el 2016?

Ir al gimnasio, bajar de peso, ahorrar, viajar a otra nación, casarte con la pareja con la que convives, terminar tu carrera, terminar los libros que dejaste a la mitad, perdonar a aquella persona que te dañó, terminar ese cubre lecho que estabas tejiendo?

Apoyar una obra social, hacer tu devocional diario, determinarte seguir a Dios dejando religiosidad y tradición?.......pero ya estas a mitad de mes y te das cuenta que ya abandonaste la dieta, solo fuiste una semana al gimnasio, no has podido llamar a la persona que decidiste perdonar, sólo has leído tres páginas de los libros que te determinaste terminar de leer, no has sacado de la bolsa el cubre lecho que quieres terminar de tejer, has dejado de orar tres días seguidos y los mismos días no has hecho tu devocional, no has apoyado ninguna obra social y lo peor sigues en religiosidad y tradición porque te cuesta abandonar lo conocido y empezar a tener una relación personal con Dios, tienes miedo de soltar lo conocido, el qué dirán o crees que así estas bien.


Qué pasó con tus determinaciones?
Qué pasó con tu gozo?
Qué pasó con ese amor por Dios?


Tal vez no estamos siendo como Dios que lo que se determina hacer lo hace. Que lo que se propone hacer lo saca adelante y después puede decir qué hermoso es esto y descansar estar en reposo y con la satisfacción de haber hecho realidad un sueño, de haber alcanzado un logro.


Recordemos que el Reino de Dios sufre violencia y solo los valientes lo arrebataran.
Qué le dijo Dios a Josué y que te dice a ti y a mí? que seamos esforzados y valientes y además si meditamos en su Palabra de día y de noche todo lo que hagamos prosperará.
Sea Dios y nosotros activando esa virtud que ya fue puesta en nosotros llamada, perseverancia, constancia y determinación.


QUE NUESTRA MAYOR DETERMINACION SEA EL HABITAR BAJO EL ABRIGO DEL ALTISIMO, BAJO LA SOMBRA DEL OMNIPOTENTE Y ASI PODER REPOSAR DE NUESTRAS SITUACIONES ADVERSAS.


No descansemos hasta no lograr lo que nos hemos propuesto hacer este año, pero hagámoslo con la ayuda de Dios.


Recordemos que somos "los todo-nada" porque todo lo podemos en Cristo y nada podemos hacer despegados de Dios.